Cómo la tecnología está desafiando el rol de los líderes de finanzas

Mientras las compañías siguen buscando hacer más eficientes sus gastos, el papel de los gerentes de finanzas está girando rápidamente a un rol capaz de aportar valor de forma transversal, utilizando para ello el análisis de datos y herramientas tecnológicas cada vez más avanzadas.
Seguir leyendo

Aunque se prevé que este año el gasto mundial en tecnologías de información crezca un 8%, según proyecciones de Gartner, la consultora advierte que las empresas en todos los países están cambiando el énfasis de los proyectos de TI, con un mayor foco hacia el control de costos, la eficiencia y la automatización, mientras reducen las iniciativas que tardarán más en generar beneficios.

Esta necesidad de avanzar en el control de costos y potenciar la rentabilidad en todas las áreas -que la pandemia remarcó con fuerza- ha impactado al rol de los gerentes de finanzas (CFO, por su sigla en inglés), cuyo papel dentro de las compañías es cada vez más estratégico y apunta hoy no solo a la gestión financiera, sino también a aportar valor transversalmente y de forma continua para las compañías, con un papel activo tanto en las iniciativas de sostenibilidad de las organizaciones como en su transformación digital.

“El rol de los y las líderes de finanzas ha ido adoptando mayores responsabilidades y por ende más capacidades, que los han llevado más allá de solo ser un guardián de los números y la contabilidad, y tener ahora un rol protagónico ante las transformaciones, mantener la resiliencia y generar una búsqueda continua de prosperidad en la organización, entregando una mirada holística no solo con componentes financieros, sino también con componentes orientados a las personas en términos de gestión del talento, la identificación de necesidades y adopción de tecnologías disruptivas, la gestión de los datos como fuente única de la verdad y la gestión de los riesgos de las organizaciones”, explica Daniel Solorzano, socio de Modernización Financiera en Deloitte.

En este rol de asesor estratégico, el CFO debe  identificar, evaluar y mitigar posibles riesgos que puedan impactar a las organizaciones desde el punto de vista financiero y operacional, impulsando también a la empresa  a tomar medidas estratégicas sostenibles y que cumplan con las regulaciones locales. Para hacerlo, agrega el socio de Deloitte, es clave que existan habilitadores que les permitan acelerar de forma relevante este aspecto tan importante para sus compañías.

Y ahí es donde la tecnología toma un rol preponderante. “El rol del CFO se está transformando con el poder que le da la analítica”, dice Soledad Sotomayor, Head of Business Strategy de Agilice, resaltando que, a partir de esto, el campo de acción de este cargo va más allá de la contabilidad, la fiscalización y el manejo de los recursos financieros de la empresa: al involucrarse en todo el ciclo de egresos (gastos, compras estratégicas, inversiones), obtiene una visión única del negocio que le permite tomar decisiones estratégicas.

La ejecutiva explica que el líder de finanzas también “juega un rol importante en la gestión de la cadena de suministros, sobre todo en referencia al riesgo y la salud financiera de los proveedores, los planes de contingencia en caso de que alguno entre en crisis y tomar decisiones de inversión para hacer más eficiente y resiliente una organización”.

Tecnologías que suman

Para que el área de finanzas agregue valor de manera efectiva, es crucial centrarse en tecnologías que fortalezcan tres grandes ejes: visibilidad y control del gasto, automatización y eficiencia operativa, y análisis y toma de decisiones basadas en datos. “Soluciones de gestión del gasto empresarial son esenciales en este sentido, ya que ofrecen una visión centralizada que permite identificar patrones de gasto, encontrar áreas de mejora y asegurar el cumplimiento de las políticas internas”, detalla Cirilo Corti Maderna, Head of Marketing de Agilice.

Para Solorzano, la implementación de tecnologías digitales, inteligencia artificial y automatización no solo optimiza los procesos internos, sino que también proporciona una ventaja competitiva al permitir una toma de decisiones más ágil y basada en datos precisos y oportunos. “Visualizar estas tendencias y actuar en la adopción de las mismas, es esencial para mantener la relevancia y la eficacia de la empresa en un mundo empresarial en constante cambio y con exigencias cada vez más desafiantes”, indica el ejecutivo, y precisa que la centralización y veracidad de la información financiera contable es un valor fundamental para la creación de valor desde la función de finanzas.

En este sentido, Corti Maderna agrega que las tecnologías que reducen las intervenciones manuales en procesos como la facturación y el control de pagos son clave para disminuir errores y liberar al personal para enfocarse en tareas estratégicas. Además, el uso de análisis avanzados y big data proporciona insights detallados y recomendaciones informadas, mejorando la gestión del riesgo y la previsión financiera.

Share This